El_Relampago_Del_Catatumbo - generacion de ozono

El ozono es esencialmente es un gas natural compuesto por 3 átomos de oxigeno y es el desinfectante natural más eficaz y rápido que se conoce.

El ozono (O3) es la forma triatómica del oxigeno (O2) y está cargado negativamente.

El ozono es el desinfectante de la Madre Naturaleza.

Gracias a los rayos ultravioletas del sol, el Oxígeno se transforma en Ozono en las zonas superiores de la atmósfera.

Como las moléculas de ozono son más pesadas que el aire tienden a caer, purificando la atmósfera a medida que descienden.

Si en su descenso el ozono encuentra vapor de agua, forma Peróxido de Hidrógeno, un componente del agua de lluvia. Esta es la razón por la que las plantas crecen mejor con agua de lluvia que si las regamos con agua subterránea.

Aunque el ozono es un gas incoloro, en la parte alta de la atmósfera dada su alta densidad adquiere un tono azulado, responsable del color azul del cielo.

No olvidemos que sin la protección de la capa de ozono no existiría vida en la tierra.

 Catatumbo photo

Photo by olgaberrios

El Relámpago del Catatumbo, la fábrica de ozono de la Madre Naturaleza. Este fenómeno es capaz de producir 1.176.000 relámpagos por año produciendo el 10% de la capa de ozono del planeta

Tras realizar su función desinfectante, se convierte de nuevo en oxigeno, no se puede   acumular ni envasar, y tiene un corto tiempo de vida, no deja residuos y es respetuoso con el medio ambiente.

Dada la carga positiva de los microorganismos patógenos, el Ozono es atraído hacia ellos destruyéndolos de forma casi inmediata.

Su alto poder oxidante elimina parásitos, virus, bacterias, priones, hongos, mohos, esporas y otros muchos microorganismos y contaminantes en segundos.

Según la FDA (organismo regulador de alimentos y medicamentos en  América) el ozono acaba con el 99,9992% de todos los patógenos conocidos cuando se insufla en agua.

Dado que el cuerpo humano está constituido por un 70% de agua, resulta evidente que el ozono es efectivo en la eliminación de toda clase de patógenos del cuerpo.

 

CARACTERISTICAS PRINCIPALES

  • Peso molecular ………………………………………………… 48
  • Temperatura de condensación …………………….   -112º C.
  • Temperatura de fusión ……………………………… -192,5º C.
  • Temperatura crítica …………………………………….-12,1ºC.
  • Presión crítica …………………………………………….54 atm.
  • Densidad (líquido a 182º C) ………………… 1,572 gr/cm3
  • Peso del litro de gas a Oº C. y 1 atm ……………   2,144 gr.

1,3 veces más pesado que el aire.

Es 1.6 veces más denso que el oxígeno

Es 10 veces más soluble en agua que el oxígeno (49.0 mL in 100 mL de agua a 0º C)

Toxicidad inhalatoria:

  •  Concentraciones > 0,1 ppm x 1 hora (OMS)
  •  “Alergia a ozono”
  •  Irritación conjuntival, lacrimeo > 0,1 ppm
  •  Rinitis, tos, cefalea 1‐2 ppm
  •  Disnea, broncoespasmo 2‐5 ppm x 10‐20 min.
  •  Distress respiratorio 5 ppm x 60 min.

Exposción aguda concentraciones > 10.000 ppm

 

APLICACIONES: HOGAR, INDUSTRIA, OZONOTERAPIA,…

La utilización del ozono en la industria se puede enfocar desde dos puntos de vista, uno para combatir el propio ambiente y otro para desinfectar y en algunos casos purificar los productos que la industria produce.

Tratamientos ambientales.

  • Higienización y desodorización de oficinas y comercios.
  • Eliminación de olores.
  • Eliminación de Moho.
  • Eliminación de gérmenes, virus y bacterias en almacenes.
  • Naves ganaderas.
  • Lavanderias Industriales.
  • Fabricación de Hielo.
  • Preparación de Frutas y verduras.
  • Tratamientos para agua embotellada.
  • Fabricación de pan
  • Preparación de mariscos y moluscos
  • Cámaras frigoríficas.
  • Síndrome del edificio enfermo.

Es de recalcar la gran importancia que tiene el uso del ozono en la industria alimentaria, ya que evita la proliferación de bacterias y mohos y por lo tanto la alteración del producto final.

El uso de ozono en cámaras frigoríficas está regulado por el B.O.E. nº 39 del 14/2/1985, R.D. 168/1985.

Así mismo la American Society or Haeting, Regrigeration and Air Conditioning cita la utilidad del ozono en la conservación de alimentos refrigerados.

En Europa, se utiliza ozono para la conservación de carnes desde antes de la segunda guerra mundial.

En todos los casos se muestra que la aplicación periódica de ozono en cámaras frío previene la aparición de mohos en tiempos de hasta 36 semanas.

El instituto de Medicina Industrial del Ministerio de Trabajo francés, publicó un estudio que mostraba que el tratamiento con ozono durante 70 minutos, de aire conteniendo 22.000 bacterias por m3 en una habitación de 80 m3 a 18ºC, disminuyó el contenido bacteriano en un 95%.

Es de destacar la eliminación de olor del tabaco que realiza el ozono ya que elimina los alquitranes.

Hay que tener en cuenta que el Ozono no hace desaparecer los humos, ni regula la temperatura, sino que logra un ambiente exento de olores y perfectamente higienizado, por lo que es un complemento ideal del aire acondicionado. En cualquier caso, la adicción de ozono a los sistemas de calefacción y refrigeración produce un ahorro al disminuir el número de renovaciones de aire.

Los aseos, tanto domésticos como públicos presentan dos problemas fundamentales:

– La contaminación del ambiente debida a las baterías nocivas que pueda haber, ya que los aseos son un medio ideal para su desarrollo.

– El otro problema se crea debido a la abundancia de malos olores producidos por la descomposición de la urea, así como el desprendimiento de gases de la descomposición fecal. En época de calor estos olores atraen insectos que pueden ser portadores de enfermedades.

Uno de los problemas más graves de nuestra época es el de la contaminación atmosférica, dos de sus causas principales son los gases expulsados por los escapes de los automóviles y por las calefacciones.

Este gravísimo inconveniente puede soslayarse utilizando Ozono, ya que este por su poder oxidante, convierte el monóxido de carbono, que es un gas tóxico, en anhídrido carbónico, no tóxico, purificando el aire con el consiguiente ahorro en otro tipo de instalaciones acondicionantes.

 

AGUA

Una de las principales aplicaciones del Ozono se encuentra en el tratamiento del agua.

La potabilización de aguas con Ozono se utiliza desde hace un siglo. Así mismo, el Ozono está muy indicado para los baños públicos y las piscinas cubiertas.

Importantes estudios fueron realizados al final del siglo pasado en Alemania, Holanda y Francia, para el tratamiento con ozono de aguas municipales, existiendo instalaciones productoras de éste en plena actividad en algunas de las más importantes ciudades del mundo: Moscú, Montreal, Berlín, Amsterdam, Turín, Florencia, Madrid, Barcelona, etc.

Diversas instituciones científicas, como el Instituto Pasteur de Francia y los alemanes Reichsgesundheutant e Instituto Koch, han realizado estudios sobre la acción desinfectante del Ozono.

Entre otros destaca el estudio de la disminución de la carga microbiana del agua tras su ozonización. Aguas con más de 400.000 microorganismos por cm3, entre ellos los agentes productores del cólera, tifus y disentería, experimentaron una drástica reducción en el número de células vivas.

La acción del Ozono no es meramente bactericida, además por su carácter oxidante actúa sobre la materia orgánica oxidándola. Así mismo, oxida hierro y manganeso, que causan graves problemas en las canalizaciones de aguas, produciendo precipitados, fácilmente eliminables por filtración ó decantación.

El olor y el color que a veces conservan las aguas, a pesar de haber sido filtradas, también desaparecen con el ozono.

 

HISTORIA

En 1840, Schonbein le dio el nombre de ozono que significa olor. Este gas es de color ligeramente azul de fácil descomposición que posee un olor característico; es una forma alotrópica del oxígeno, mientras el oxígeno tiene dos átomos en cada molécula (O2), el ozono tiene tres (O3).

Los primeros generadores de Ozono fueron desarrollados por Werner von Siemens en el año 1857, y en 1870 apareció el primer informe sobre el ozono como purificador de la sangre.

Se usó como desinfectante a partir de 1881.

En 1893, la ciudad holandesa de Ousbaden inaugura la primera planta de tratamiento de agua con ozono en el mundo. Hoy ya existen miles de municipios en todo el mundo que utilizan el ozono para este fin. Tanto para aguas de beber, como tratamiento de aguas residuales.

En 1898 en Berlín, Luth iniciaba las terapias con oxígeno. Trabajó el ozono con animales y asoció el ozono al magnesio, produciendo Homozon.

En 1902, J.H. Clarke publica en Londres un “Manual Práctico Médico” describiendo la utilidad del agua ozonizada para tratar la anemia, la diabetes, la gripe, envenenamiento por morfina, el dolor del cáncer, el envenenamiento por estricnina y la tos ferina.

En 1911, el Dr. Noble Eberhart, utilizaba el ozono para tratar tuberculosis, anemia, clorosis, zumbidos, tos ferina, asma, bronquitis, fiebre del heno, insomnio, pulmonía, diabetes, gota y sífilis.

Durante la 1ª guerra mundial, el ozono se utiliza para tratar heridas, el pie congelado o pie del foso, la gangrena y los efectos del gas venenoso.

El Dr. Albert Wolf de Berlín también utilizó el ozono para tratar el cáncer cervical y las ulceras de decúbito en 1915.

En 1926, el Dr. Otto Warburg del Instituto Kaiser de Berlín anunció que la causa del cáncer radica en el déficit de oxígeno a nivel celular. Recibió el premió Nobel de Medicina en 1931. Fue nominado en dos ocasiones más para el Nobel.

En 1933, la Asociación Médica Americana, dirigida entonces por el Dr. Simmons promueven y estimulan al Gobierno para que sean prohibidas todas las terapias que no sean medicamentos autorizados y debidamente registrados.

LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA ESTÁ EN EL ORIGEN EVIDENTEMENTE. Desde entonces la terapia con ozono en EEUU quedó prohibida y aún en algunos estados de EEUU persiste tal prohibición.

Paradójicamente, la FDA aprueba el uso del ozono para purificar la sangre de transfusión y para esterilizar el agua de inyectables.

En 1932 un dentista suizo, E.A.Fisch lo utiliza en odontología.

En 1934, los prestigiosos médicos franceses Aubourg y Lacaste inician tratamientos con ozono mediante insuflación rectal.

A partir de los años 1953 el Dr. Hans Wolff en Alemania escribió el libro Ozono Médico y fundó la primera escuela para médicos en Ozonoterapia.

En el año 1957, el Dr. Hansler patentó un generador de ozono que ha sido la base de los tratamientos en los últimos 45 años.
Más de 10.000 médicos alemanes que utilizan y recomiendan el ozono a diario en su práctica médica.

En el año 1961 el Dr. Hans Wolf introdujo en su práctica médica la AUTOHEMOTERAPIA MAYOR y MENOR.

En 1990, Silvia Menéndez, Frank Hernández, Ofilio Peláez, Mirta Copello y otros, comunicaban en Cuba, (dónde se fundó el primer Centro de Investigación de Ozono del mundo), éxitos en el tratamiento de la Retinosis Pigmentaria , Glaucoma, Retinopatías y Conjuntivitis.

En 1992, los rusos revelaron sus técnicas de usar el ozono burbujeándolo en salmuera para tratar a grandes quemados con resultados asombrosos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>